Autor Tema: Las Noches del Diablo [Semi-Gore/Terror]  (Leído 1633 veces)

Yarina Desconectado
« Respuesta #20 en: Septiembre 05, 2016, 07:42 am »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 34
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
    • Awards
Re:Las Noches del Diablo [Semi-Gore/Terror]
« Respuesta #20 en: Septiembre 05, 2016, 07:42 am »
RECUERDOS DE UNA MENTE POSEIDA VIII

Por un momento desde donde estaba mirando respire extrañamente aliviado, aquello me resultaba muy raro el ver que mi hermana hubiera resucitado aunque no era quien para discutir aquello, pero mientras mi padre se deshacía en un abrazo que no parecía tener fin pude ver una expresión rara en el rostro de mi hermana, aquello ojos volvieron de nuevo y una sonrisa diabólica enseguida supe que aquello no era ella.

Mi espíritu por un momento se sobrecogió, al ver aquella mirada que inmediatamente, ella me devolvió por un instante el tiempo se congelo cuando nuestras miradas se cruzaron, pero todo aquello se deshizo en un segundo cuando observe como en cámara lenta como Sarah abría la boca y en un rapidísimo movimiento le clavaba los dientes a mi padre en el cuello.

Este no pudo mas que gritar, aquel sonido impacto en mi calma de golpe no podía creer lo que estaba viendo, mientras que la sangre saltaba a borbotones de su cuello y Sarah tiraba del trozo de carne que había mordido y de un tirón arranco un gran pedazo, el rostro de ella estaba ensangrentado sus ropas completamente manchadas mientras mi padre retrocedía unos pasos tapándose como podía la herida con cara de miedo.

─ Al fin estoy aquí…─  dijo Sarah con una voz que no era la suya, pareciera sacada del mismo averno, de un salto salio del ataúd en que se encontraba mientras mi padre caía al suelo y giraba la cabeza mirándome con los ojos abiertos como platos y con una mirada que se clavaría en mi mente para siempre y en un instante como si Sarah fuera un depredador salto sobre su presa.

Rápidamente empezó a darle dentelladas en el cuello, podía ver la sangre manchar el suelo mientras que ella seguía con los embistes en él, quería apartar la mirada de aquello pero era como si no pudiera, podía ver claramente su garganta entre toda aquella sangre y como en un segundo ella se centraba en su abdomen y de un mordisco lo abría y empezaba a hurgar en su interior, las tripas saltaron de su cuerpo como cuerdas de un violín cuando se tensan demasiado, la sangre lo inundo todo.

Mi mente estaba completamente descompuesta por todo aquello, su cuerpo estaba destrozado mientras que Sarah estaba disfrutando con todo eso, bebía su sangre y masticaba su carne con avidez.

Por un instante aparte la mirada y me dieron arcadas, no podía entender como aquella niña alegre se había convertido en aquello.

Para cuando los abrí de nuevo me quede perplejo tenia su cara a escasos centímetros de la mía estaba mirándome fijamente con aquellos ojos rojos.

No sabia que hacer, ni siquiera podía moverme del miedo que tenia, se quedo por unos instantes mirándome fijamente que por mi parte parecieron horas.

─ Así que tengo un hermano…─ dijo Sarah mientras me olfateaba como si fuera un perro, queriendo recordar mi olor.

Toda aquella situación cambio de golpe cuando escuche el grito de mi madre que había bajado por las escalera para comprobar que es lo que pasaba, en ese instante Sarah giro la cabeza para fijarse en ella como su siguiente presa…


FIN DEL CAPITULO 8


P.D: Bueno aqui dejo el sigiente capitulo espero que os guste muchas gracias a todos   :1f608: .

Yarina Desconectado
« Respuesta #21 en: Septiembre 08, 2016, 07:21 am »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 34
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
    • Awards
Re:Las Noches del Diablo [Semi-Gore/Terror]
« Respuesta #21 en: Septiembre 08, 2016, 07:21 am »
RECUERDOS DE UNA MENTE POSEIDA VIII

Por un momento desde donde estaba mirando respire extrañamente aliviado, aquello me resultaba muy raro el ver que mi hermana hubiera resucitado aunque no era quien para discutir aquello, pero mientras mi padre se deshacía en un abrazo que no parecía tener fin pude ver una expresión rara en el rostro de mi hermana, aquello ojos volvieron de nuevo y una sonrisa diabólica enseguida supe que aquello no era ella.

Mi espíritu por un momento se sobrecogió, al ver aquella mirada que inmediatamente, ella me devolvió por un instante el tiempo se congelo cuando nuestras miradas se cruzaron, pero todo aquello se deshizo en un segundo cuando observe como en cámara lenta como Sarah abría la boca y en un rapidísimo movimiento le clavaba los dientes a mi padre en el cuello.

Este no pudo mas que gritar, aquel sonido impacto en mi calma de golpe no podía creer lo que estaba viendo, mientras que la sangre saltaba a borbotones de su cuello y Sarah tiraba del trozo de carne que había mordido y de un tirón arranco un gran pedazo, el rostro de ella estaba ensangrentado sus ropas completamente manchadas mientras mi padre retrocedía unos pasos tapándose como podía la herida con cara de miedo.

─ Al fin estoy aquí…─  dijo Sarah con una voz que no era la suya, pareciera sacada del mismo averno, de un salto salio del ataúd en que se encontraba mientras mi padre caía al suelo y giraba la cabeza mirándome con los ojos abiertos como platos y con una mirada que se clavaría en mi mente para siempre y en un instante como si Sarah fuera un depredador salto sobre su presa.

Rápidamente empezó a darle dentelladas en el cuello, podía ver la sangre manchar el suelo mientras que ella seguía con los embistes en él, quería apartar la mirada de aquello pero era como si no pudiera, podía ver claramente su garganta entre toda aquella sangre y como en un segundo ella se centraba en su abdomen y de un mordisco lo abría y empezaba a hurgar en su interior, las tripas saltaron de su cuerpo como cuerdas de un violín cuando se tensan demasiado, la sangre lo inundo todo.

Mi mente estaba completamente descompuesta por todo aquello, su cuerpo estaba destrozado mientras que Sarah estaba disfrutando con todo eso, bebía su sangre y masticaba su carne con avidez.

Por un instante aparte la mirada y me dieron arcadas, no podía entender como aquella niña alegre se había convertido en aquello.

Para cuando los abrí de nuevo me quede perplejo tenia su cara a escasos centímetros de la mía estaba mirándome fijamente con aquellos ojos rojos.

No sabia que hacer, ni siquiera podía moverme del miedo que tenia, se quedo por unos instantes mirándome fijamente que por mi parte parecieron horas.

─ Así que tengo un hermano…─ dijo Sarah mientras me olfateaba como si fuera un perro, queriendo recordar mi olor.

Toda aquella situación cambio de golpe cuando escuche el grito de mi madre que había bajado por las escalera para comprobar que es lo que pasaba, en ese instante Sarah giro la cabeza para fijarse en ella como su siguiente presa…


FIN DEL CAPITULO 8


P.D: Bueno aqui dejo el siguiente capitulo espero que os guste muchas gracias a todos   :1f608: ,

Yarina Desconectado
« Respuesta #22 en: Septiembre 15, 2016, 07:27 am »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 34
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
    • Awards
Re:Las Noches del Diablo [Semi-Gore/Terror]
« Respuesta #22 en: Septiembre 15, 2016, 07:27 am »
RECUERDOS DE UNA MENTE POSEIDA IX

Por un instante me asuste no pensé que pudiera hacer eso pero visto lo visto no seria de extrañar.

Mi madre no sabia que hacer al ver todo aquello, miro a Sarah asustada viendo el espectáculo dantesco que se ofrecía ante ella, por un instante de mi garganta salieron unas palabras.

─ MAMA CORREEE!!!...─ grite de manera desesperada pensando que acabaría de la misma forma que mi padre, en eso mi madre se dio la vuelta rápidamente y empezó a correr escaleras arriba no pude mas que tomar el brazo de Sarah intentando detenerla.

─ Suéltame o tu serás el siguiente…─ dijo Sarah de manera amenazante con aquellos ojos encendidos que parecieran escudriñar mi alma, no hice mas que tragar saliva esperando no acabar como nuestro padre.

─ No lo hagas Sarah…esta no eres tu…─ dije casi llorando por lo que había pasado, algo había vuelto de aquello pero precisamente no era mi hermana ella había desaparecido.

─ Aparta tus manos de mi…Tengo hambre…─  dijo Sarah casi gritando y de un movimiento brusco hizo que la soltara , y se levanto y muy tranquila fue hacia el piso de arriba en busca de mi madre parecía que no tuviera prisa y fuera un juego para ella.

Por unos instantes me quede mirando el cuerpo de mi padre muerto en el suelo y en un charco de sangre con las vísceras por todas partes mientras me miraba con esos ojos fríos y muertos, como diciéndome que había cometido un terrible error.

No pude mas que ir hacia la cocina, y tomar un cuchillo tenia que deshacerme de ella o de lo que fuera no podía permitir que siguiera haciendo eso.

Decidido mientras apretaba el cuchillo entre mi mano subí las escaleras lentamente el silencio se adueño del sitio no se escuchaba nada, solo algún crujido de la madera cuando subía.

Al llegar ala parte de arriba solo vi que una puerta estaba entre abierta y era la habitación de mis padres, me acerque lentamente para comprobar si estaba allí, cuando la abrí contemple el peor escenario que hubiera podido imaginar, Sarah estaba prácticamente bañándose con la sangre de mi madre sus vísceras estaban tiradas por todo el piso, y su cuerpo estaba abierto casi de par en par tumbada en la cama.

─ No, no es posible…todo esto es una pesadilla…─  dije mientras miraba aquello, toda mi infancia se había roto por completo, mi mente estaba desorganizada.

En cuanto me oyó aquello Sarah bajo de la cama con su cuerpo bañado en sangre y se acerco a mi lentamente, cuando estuvo a mi altura lo único que hizo fue sonreírme y de pronto aquéllos ojos diabólicos fue como si desaparecieran de golpe y cayo al suelo desmayada.

No sabia que hacer la tenia a mi merced, apretaba el cuchillo con fuerza en mi mano dispuesto a darle la puñalada que pondría fin a todo aquello, pero la duda empezaba a instalarse en mi mente…


FIN DEL CAPITULO 9


P.D: Bueno aqui dejo la continuacion espero que os guste muchas gracias a todos  :1f608: .

Tags: