Autor Tema: ¡El flojo trabaja doble!​ [Gintama/Toriko]  (Leído 142 veces)

Sonia Joestar Desconectado
« en: Agosto 03, 2016, 09:44 am »

  • Todos los cuentos de Hadas tienen algo en común; de todos ellos se espera un final feliz.
  • レベル1
  • **
  • Mensajes: 65
  • Country: us
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
  • Catastrophe of epic Pawportions! Meow :3
    • Awards
  • Rated:
¡El flojo trabaja doble!​ [Gintama/Toriko]
« en: Agosto 03, 2016, 09:44 am »
Lo personajes utilizados no son de mi pertenencia. Todo lo correspondiente a sus verdaderos autores: Hideaki Sorachi (Gintama) y Mitsutoshi Shimabukuro (Toriko)

Espero disfruten el one-shot, la verdad he disfrutado escribirlo.

¡El flojo trabaja doble!​

Era un día despejado y soleado en la ciudad de Edo y en el Yorozuya; Gintoki y Kagura veían la televisión mientras Shinpachi hacía el mantenimiento del departamento, como todos los días.

—Gin-san —el joven llamó la atención del de la permanente dejando a un lado su labor—, ¿no crees que es mejor que salgamos a hacer algún trabajo? Necesitamos el dinero.

—No te preocupes por eso. Hoy es día de descanso, mañana.

—¡Eso dijiste ayer! —gritó el adolecente, molesto. Siempre era lo mismo con él, no podía creer que existiera alguien de su edad que fuera tan inmaduro.

—Ya Shinpachi, deja en paz a Gin-chan—pidió la extraterrestre—, y ponte mejor a trabajar, ¡flojo!

Shinpachi estaba a punto de decir algo a su defensa, pero no pudo debido a que escuchó que alguien tocaba la puerta y como ya era su rutina, se dirigió a abrirla para dejar entrar a la persona del otro lado.

—¿Quién es? —preguntó Gintoki mientras se hurgaba la nariz, lo preguntó por preguntar, ya que realmente no le importaba de quién se trataba.

—Es Otose —respondió Kagura, que se había levantado del sofá y asomado porque a diferencia de Gintoki, la curiosidad la invadió. Por otro lado, tras escuchar ese nombre y el haber cruzado por su mente el hecho de que ella estaba allí porque iba a cobrar la renta, Gintoki se levantó del sillón y estaba a punto de lanzarse por la ventana para huir, cuando la mayor lo detuvo en plena acción.

—Vengo a cobrar la renta. Así que ¿dónde está el dinero? —fue directo al grano.

Sakata maldijo entre dientes, se había olvidado por completo que la vieja era quien iba a ir a cobrar el dinero de ese mes, ya que Catherine y Tama no se encontraban en la ciudad. Y para él era mucho más fácil salirse con la suya cuando una de ellas iba a cobrar. Pero en está ocasión se trataba de Otose.

—Ahora estoy corto de dinero. Verás, una cucaracha radioactiva-mutante invadió mi casa y se llevó todos mis ahorros. ¿No habrá alguna otra forma de pagarte la renta de este mes… y los demás?

La mujer meditó un poco; anteriormente habría dicho que no sin duda alguna, pero esa vez era un poco diferente. Tenía suerte. Así que le informó:

—Existe una zanahoria que es muy rica en minerales y sabor.

—¿Deliciosa? —preguntaron los tres. Gin deseó saber más de eso. Otose prosiguió.

—Tiene la misma consistencia a una normal, pero las hojas son de color azul. Gintoki, si me traes esa zanahoria te perdono la renta de este mes.

Ni tardo ni perezoso Gintoki Sakata aceptó el trato, después de todo, ¿qué tan difícil era ir tras ese vegetal? Una oportunidad única, él junto con Kagura y Shimura emprendieron el viaje en busca del vegetal especial, preguntando para poder localizarla.

***​

En la época del Mundo Gourmet, en las instalaciones IGO, en las oficinas del presidente Ichiryiu, el Bishoku-ya Toriko dejó sobre el escritorio una fotografía que le había facilitado el presidente. Toriko miró con seriedad a su mentor.

—Se ve como un vegetal común y corriente. Esta zanahoria es tan solo de nivel de captura 1. Ichiryiu, dame una misión más difícil para poder entrenar y ser más fuerte.

—Toriko, Toriko —el hombre movió la cabeza negativamente varias veces —La Zanahoria Zula es un vegetal inimaginable de sabor. Tiene un exquisito aroma y un sabor refinado, delicioso. Imagínate, solo se da una vez cada cinco años y no se da en el Cielo de los Vegetales… —y con cada descripción que escuchaba a Toriko se le hacía literalmente agua la boca.

—No se diga más —dijo al fin tras escuchar grandes informes de la zanahoria —Iré por Komatsu para ir por el pedido —Ahora reflejaba una ansiedad por cazar y probar el dichoso sabor angelical.

***​

En un lugar que queda entre la época Edo y el Mundo Gourmet, el combo de Toriko y Komatsu pasaban entre la alta vegetación de lo que parecía una selva. Al pedir información a sus colegas, Komatsu fue quien encontró el lugar. Por fin habían dado con la Zanahoria Zula que estaba en medio de esa selva, Toriko caminó a paso veloz cuando la descubrió, pero se detuvo cuando escuchó la voz de su compañero.

—Espera, Toriko-san —el nombrado se viró para verlo.

—¿Qué sucede, Komatsu?

—Mira —el chef apuntó discretamente la dirección donde tres personas desconocidas se acercaban al vegetal.

Los tres habían arribado a esa isla, por fin había dado con el endemoniado vegetal tras haber durado tres días de viaje.

—¡Gin-chan! —gruño malhumorada la niña—, ya me quiero ir de aquí. Este lugar es ¡asqueroso!

El de cabello platino golpeó su cuello tras haber sentido un mosquito sobre él. Estaba totalmente de acuerdo con Kagura. Y si no fuera porque habían llegado donde estaba la zanahoria, se hubiera ido. Aun así, no sintió alegría, al contrario, se desanimó, pues era mucho más grande de lo que se había imaginado. ¡Era una zanahoria gigante!

—¡Maldición! —Dejó salir Sakata tras acercarse y tratar de sacar el vegetal, pero no pudo, era muy pesada —Shinpachi, llévatela —ordenó el mayor.

—¡Qué! Si tú no puedes, ¿qué te hace pensar que yo sí? —inquirió iracundo.

—Si, Gin-chan —concordó la extraterrestre—, Shinpachi es un inútil.

—¡Oye!

—Yo lo haré —propuso ella.

***​

—No te preocupes, Komatsu —mencionó Toriko—, deben de tratarse de aldeanos de por aquí. Vamos a saludarlos. Hola —saludó el hombre al acercarse a ellos. Los tres posaron su vista al recién llegado —Mi nombre es Toriko. Estamos aquí mi compañero y yo para llevarnos la zanahoria…

—¡Ladrones! —gritó Gintoki sin dejar que el del cabello azul terminara.

—No creo que se traten de eso —habló Shinpachi, pero fue totalmente ignorado ya que Gin continuó:

—No voy a permitir que te lleves la zanahoria. Este vegetal equivale la renta de este mes y los cuatro siguientes.

—Gin, Otose nunca dijo eso —mencionó Kagura extrañada.

—Eso dijo —se dirigió a ella —Yo la escuché.

—Pues lo siento mucho —informó Toriko—, pero me temo que esa delicia me la encargaron…—lo último lo dijo saboreándose el vegetal. Después con seriedad agregó: —Así que no puedo llegar con Ichiryiu con las manos vacías.

—Lo comprendo —mencionó Sakata —¡Kagura, vámonos de aquí! —dijo para que tomara el vegetal gigante y así huir de allí —¡Pero con la zanahoria! —se detuvo al percatarse que la extraterrestre corrió sin ella.

—Propongo algo —mencionó Toriko tomando el vegetal y sacándolo de la tierra sin dificultad, lo que sorprendió a los tres Yorozuya —Peleemos por el vegetal. Quien gane se lo lleva.

—Gin… —dijo Shinpachi aun sorprendido por la fuerza del hombre.

—¿Sí? —Gintoki también estaba en las mismas, en shock.

—¿Vas a aceptar?

—Mmm… no tengo otra opción —mencionó tornando su rostro serio —Esa zanahoria es nuestra prioridad —aceptó. Y se puso en posición de pelea, tocando su bokutou para sacarla.

“En estos casos me gustaría tener un Bankai o algo por el estilo”, pensó él tragando saliva con dificultad al ver como Toriko se ponía en posición de pelea y sentía una poderosa e inusual aura detrás de su contrincante.

El primero en atacar fue Toriko, él colocó su mano izquierda en posición de garra y la derecha en posición de tajada, después de eso, lanzó los puños a Gintoki, quien las esquivó por un pelo de rana calva, provocando que cayera al suelo y rodara. Se levantó tan rápido como tuvo la oportunidad.

—Ten mucho cuidado Gin —alzó la voz Shinpachi. Mientras tanto, Kagura se divertía observando y animando a Sakata con porras.

El samurái sacó su bokutou y tras dar un salto para proporcionar un golpe, el Bishoku-ya miró sus intenciones y lo esquivó con gran agilidad y destreza. Así que el corte llegó a partir el vegetal. Una vez que Gintoki cayó al suelo, levantó su palma a la altura de su rostro para detener a Toriko, quien iba a lanzarle un Kugi Punch; la acción extrañó al cazador de comida.

—¿No es mejor si cada quien se lleva una mitad? —Sakata sonrió de oreja a oreja, tomándose la parte trasera de su cabeza. Lo que provocó que el adolecente y la mujer extraterrestre cayeran al suelo.

—¡Gin-san, ¿por qué no peleas?! —gritó Shinpachi levantándose.

—¿Sabes cuán difícil es describir una pelea? —fue su excusa. La que no tomó muy bien el joven, era un perezoso, ¿qué más podía ser?

—Toriko-san —Komatsu se acercó al hombre de cabello azul —¿Qué vas a hacer?

—Bueno, no puedo obligar a pelear a alguien que no quiere —mencionó Toriko y se acercó a Gin —Me parece bien que se lleven la mitad. Me has caído muy bien, ¿cómo te llamas?

—Gintoki Sakata —se presentó dándole un apretón de manos a Toriko.

—Un placer Sakata. Espero que algún día nos reunamos para comer algo.

—A mí también me gustaría. Y tal vez en otra ocasión nos enfrentemos a un duelo amigable.

—Eso me encantaría.

Fue de esa manera que antes de partir cada quien a su ciudad, convivieron juntos por un par de horas más. Tras transcurrir el día, cada equipo se llevó una mitad de la Zanahoria Zula. Toriko y el presidente de la IGO, saborearon el rico y delicioso vegetal cocinado de la manera más sabrosa que pudo prepararla el famoso chef Komatsu. Por otro lado, Gintoki no podía decir lo mismo, ya que Otose le mencionó que debía de llevarle la zanahoria completa, así que por traerle solo la mitad, le perdonaría SOLO la mitad de la renta.

“¡Maldición! Debí aceptar el enfrentamiento.” pensó agobiado el adulto.

—Tal y como dice el dicho, ¿no? “El flojo trabaja doble”.

—Cállate Kagura y mejor ayúdanos a mí y a Shinpachi a limpiar el bar de Otose —mencionó enojado Gintoki.


FIN

Tras haberlo pensado una y otra vez, he decidido optar por la mejor propuesta… tomaré una taza de té, por favor.
Mi historia "original"

Tags: