Autor Tema: El Diario Rojo: Memorias de una Amante  (Leído 1260 veces)

floryphany Desconectado
« en: Febrero 19, 2012, 05:05 pm »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 1
  • Karma: 0
    • Awards
El Diario Rojo: Memorias de una Amante
« en: Febrero 19, 2012, 05:05 pm »
Holaaa... he aquí mi primer trabajo como fic... realmente espero que les guste. Con este trabajo pretendo enseñar algunas fantasías y sueños que las mujeres -y algunos hombres- pudieran tener.

ADVERTENCIA

Este trabajo contiene escenas de sexo explícito. No es un simple Lemon, y puede que en posteriores capítulos se toquen temas que afecten la sensibilidad de algunos lectores. Se reciben criticas constructivas más no críticas destructivas.

Sin más aquí comenzamos.

Entrada 1: Él.
Era sorprendente la forma en la cual todo comenzó.


Un choque accidental que trajo maravillosas consecuencias.


Caminaba con rapidez bajo la lluvia tratando de no empapar mi traje nuevo y miraba el suelo para no caer en los charcos de agua mas profundos presentes en las irregularidades de las aceras. Y entonces me di de lleno contra algo duro y caí al suelo.


Gemí. Una mano firme, grande y masculina me asió por la cintura hasta ponerme de pié nuevamente. Me sorprendió la facilidad con la que me cargo considerando que no soy una mujer menuda. Soy esbelta, con curvas, un imposible cabello negro y rizado, un pecho demasiado bien proporcionado como para ser decente y piernas torneadas y firmes además de unos ojos dorados herencia de mi familia. Pero yo no era ni por asomo una delicada florecilla.


-¿Estás bien? -Dijo una voz ronca muy cerca de mi oído. Me estremecí y un calor intenso se extendió por mi cuerpo. Lo cual era, sin duda, un agradable cambio considerando que el día era helado y estaba lloviendo.


-Si claro. -Asentí automáticamente. Y cometí el grave error de mirarlo.


Yo nunca me consideré una mujer especialmente romántica. Pero eso cambió completamente cuando lo conocí a Él. Cabello negro algo largo, húmedo por la lluvia, que se rizaba sobre su frente haciéndole parecer un poeta de antaño. Los ojos más verdes que hubiera visto nunca y una sonrisa seductora de héroe de novela que me hizo flaquear las piernas a tal punto que temí caerme al suelo de nuevo.


Él se acuclilló sobre el suelo y recogió mi bolso.


-Creo... que esto es suyo. -Susurró.


-Eh... si, lo es, gracias. Yo... uh... lo siento... debo irme. -Tartamudeé y tuve ganas de abofetearme por hacer el ridículo. Él de seguro se estaba divirtiendo de lo lindo a mi costa. Al sentir el rubor subir a mis mejillas me dí la vuelta y comencé a alejarme.


El me detuvo al tomar mi mano.


-Ven a tomar un café conmigo. -Pidió con una sonrisa. Yo estaba a punto de acceder cuando recordé que es lo que había salido a hacer en un principio. Era imposible.


-Lo siento. -Le respondí. -Tengo un compromiso ineludible, y me temo que voy con retraso. -Su sonrisa se borró lentamente como cuando un niño abre un regalo para descubrir que ya le habían dado algo igual el año anterior.


-En ese caso, bella dama, será otro día. -Agregó él. Su mirada era intensa.


Yo sólo asentí y el soltó mi mano.


Y mientras me alejaba no pude evitar cerrar mi mano -la que él había tocado- en un puño para tratar de retener su calor lo más posible. Por que mi corazón sabía que ya nada volvería a ser igual.

Pero cuando el destino nos unió nuevamente un mes mas tarde supe que sólo sería para Él. No importaba que fuese una noche, una semana, un mes o un año... yo quedé atrapada bajo el hechizo de sus ojos.

Dos días mas tarde estábamos en mi habitación.


Él me besaba con una rudeza que me excitaba hasta limites insospechados. Su boca trazaba el camino desde mi cuello a valle entre mis pechos y de allí hasta mis pezones adoloridos. Mis gemidos de placer inundaban la estancia. Me arqueaba para recibir más... como una gata en celo que deseaba ardientemente ser poseía... por Él.

El me desnudó con una maestría sorprendente como quien ya ha tenido una gran colección de amantes. Por que éso es lo que yo era. Su amante. Y no por que él estuviese casado. No. Es por que de una atracción tan fatal y flamígera como ésta no podía terminar en nada bueno. Esta lujuria... esta sed... me sentía egoísta y sólo quería atraparlo para no dejarle ir jamás...


El deslizó sus manos a través de mi cuerpo hasta el centro de mi feminidad el cual mimó como si fuese un templo hasta que estuve retorciéndome de placer entre sus brazos. Suplicando por más. Beso mi abdomen , mi vientre y luego le sentí allí... por una parte estaba abochornada... pero por otra... deseaba que jamás se detuviese... su lengua jugueteaba entre mis húmedos pliegues henchidos devorándolos con un hambre salvaje y arrolladora.  Estaba tan cerca de alcanzar la gloria. Entonces el me mordió en la ingle... un ramazo de dolor seguido por un escozor de placer... tan perfecto.

En ese momento fue en Él que me penetró. Y sentí una gran puntada de dolor ante la cual no pude reprimir un grito y no de éxtasis, precisamente. Él se detuvo. Y me miró. Sus iris verdes clavándose en mis ojos como dagas.

-Por todo lo sagrado. Eres virgen. -Susurró. -¿Porqué no me lo dijiste?


-No me... pareció importante. -Respondí con voz ahogada. Y Él puso mala cara.


-Quédate quieta. -Agregó el. -Tranquila. Relájate. Si te duele de nuevo dímelo y yo me detendré ¿De acuerdo? -Inquirió. Yo asentí. Y él comenzó a moverse lentamente. Al principio fue incomodo pero luego me encontré moviendo las caderas para hacerle llegar más y más profundo. Su rígido miembro creaba una fricción deliciosa que me enloquecía. Cada vez eran más deprisa mientras más rápido más cerca estaba. Él acarició con su mano ese pequeño y rígido capullo escondido entre nuestros cuerpos unidos y exploté.


Mi primera vez. Mi primer orgasmo. Y había sido maravilloso.   


No tenía ni idea de qué me depararía el futuro exactamente... pero si Él estaba junto a mí, sinceramente, no me importaba.

Ahora eramos Amantes.
Su Amante.
Me gustaba ese título.


-------------------------

Bien esa fue mi primera entrada... espero con sinceridad que les agrade y dejen sus comentarios ¡Serán muy apreciados!

Un BESO
Flory-sama  :=p:

CEREZO95 Desconectado
« Respuesta #1 en: Febrero 25, 2012, 08:50 am »

  • Crea tu Actitud Mental Positiva....
  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 276
  • Karma: 5
  • Sexo: Femenino
  • El PLAGIO es la cosa mas asquerosa e imperdonable
    • Awards
Re:El Diario Rojo: Memorias de una Amante
« Respuesta #1 en: Febrero 25, 2012, 08:50 am »
ESPLÉNDIDO

No tengo palabras para explicar el tan buen desenvolvimiento en el Fic...

MARAVILLOSA y APASIONADA historia que seguiré leyendo.

Bienvenida a imperio nippon.

cuídate, besos.
Bye.
Te enamoras miles de veces, pero Amas una sola vez en esta vida tan compleja!!!

Valora el amor verdadero, aquel que te hace salir de esta universo, viajar y conocer.... Y a la vez te protege en un baul donde nadie te puede hace daño ni te ver...! ;)



Tags: