Autor Tema: Paranoia (SASUSAKU)  (Leído 1067 veces)

Tsukuyomi-sama Desconectado
« en: Marzo 09, 2012, 11:59 am »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 11
  • Country: ve
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
  • hola a tod@s!!! pues bueno sobre mi.. me gusta
    • By: Tsukuyomi-sama
    • Awards
  • Rated:
Paranoia (SASUSAKU)
« en: Marzo 09, 2012, 11:59 am »

por Tsukuyomi-sama

narrada por sakura haruno

Este fic a sido publicado en FanFics.Es


sasusaku

Personajes:Sakura Haruno
Categoría:NARUTO
Genero:Drama
Clasificación:Todos los publicos
Advertencias:Ninguno






 
Capítulo 1 PARANOIA

 

 

 

Una joven pelirosa se encontraba caminando por la calles de Tokio respirando profundamente el aire puro de la zona donde se encontraba debido a la gran presión que tenia, se dirigía a su primera cita con su psicóloga Tsunade.

Muchas personas no saben realmente lo que es este sufrimiento, estar en un lugar y sentirte incompleto lo he sentido durante estos últimos años de mi vida siento estar sufriendo por una razón que ya no recuerdo ¿o si?

Esa mañana me levante muy temprano para ir al consultorio de Tsunade mi agente me la había recomendado puesto que las cosas no estaban nada bien en mi cabeza.

Caminaba por las calles de Tokio cerca de un parque cuando a lo lejos pude observar a un pelinegro.

Mis piernas dejaron de moverse y mi corazón comenzó a latir fuertemente, sabia que no era el talvez otra de esas imágenes que recreaba mi mente para hacerme sentir mal para recordarme todo lo que había perdido en ese entonces.

Había llegado a el edificio indicado así que luego de entrar y esperar unos segundos entre al consultorio donde me esperaba aquella enigmática mujer.

Sentía miedo,  debido a que no me imaginaba ni en lo mas mínimo todo lo que cambiaria esta situación mi vida.

- Pasa y recuéstate sakura-dijo aquella mujer con seriedad.

La pelirosa entro a la lujosa oficina y se recostó mientras que aquella mujer se presentaba y le daba las instrucciones de lo que harían.

- No estoy aquí para juzgarte-dijo con seriedad- voy a escuchar todo lo que tengas que decir y luego te daré mi opinión al respecto de lo que puedes hacer y lo que no, es tu decisión seguír o no mis consejos.

- Bien-respondí.

- Comencemos por el principio ¿Qué fue lo que genero esta tención?

- No lo se-respondió la chica.

- Sakura cuéntame todo lo que has vivido lo que quieres que tratemos en esta sesión.

No soy ni la sombra de lo que era antes, me he convertido en una persona totalmente diferente-decía la chica.- mi vida siempre fue inestable mis padres se separaron cuando era pequeña por lo que debía estar de un país a otro sin estabilidad alguna.

No solo mi vida se volvió inestable también yo, me vi forzada a dejar la infancia de un lado para hacerme cargo de mi misma estaba harta de las tonterías de mis padres asi que decidí mudarme a otro lugar por dos años convenciéndolos de que pagaran mis gastos con la excusa de que necesitaba tiempo para estar sola y así era.

Allí fue cuando todo comenzó entre a la secundaria y conocía muchas personas recuerdo que solia divertirme las cosas eran tan diferentes en ese lugar.

Cuando termino el primer año escolar y entre en el segundo conocí a alguien…

- ¿Quien es ese alguien sakura?- indago la rubia con seriedad

Su nombre es sasuke uchiha el era diferente a todos los chicos que había conocido, diferente a todos los chicos con los que había salido serio, enigmático.

Había algo en el que me atraía me enamore perdidamente de ese chico y el me correspondió éramos los mejores amigos y la mejor pareja nos contábamos todo, y nos apoyábamos en cualquier cosa un día, recibí una llamada de mi padre diciéndome que ese seria mi ultimo año en estados unidos y que apenas finalizara el año debía tomar un avión y volver a Japón.

Las cosas comenzaron a ir mal mis calificaciones bajaban y me volví anti social no quería irme no quería dejar a sasuke, no quería arruinar mi felicidad. Y luego me entere de que el también se marcharía aun no sabia sobre mi viaje y al parecer el tampoco quería decirme nada sobre el suyo

El lugar al que iría estaba lejos de los estados unidos y de Japón, Francia que debía buscar allá fue lo que miles de veces me pregunte.

Cuando llego el día estaba en el aeropuerto apunto de subir al avión y el no estaba allí una vez cruce aquella línea y eso significaba que ya no habría marcha atrás pude verlo entre la gente.

Al subirme al avión lo observe desde la ventana con un gran nudo en mi garganta era la primera vez que nos veíamos llorar el uno al otro aun asi el quería seguir pareciendo fuerte por lo que se fue antes de que el avión despegara.

- ¿eso quiere decir que desde ese momento comenzó todo?

Comencé a verlo en todas partes al llegar a Japón y día tras día, semanas tras semanas, meses tras meses y año tras año fui perdiendo la esperanza de volver a verlo.

Nunca me había sentido tan vacía aquel cambio que hice influyo mucho en mi vida y incluso cumplí mis sueños pero nunca me imagine que a cambio de todo eso tendría que estar vacia.

- ¿alguna vez te has preguntado que ha creado ese vacio?

Muchas veces intente hacerlo sin embargo temía a la respuesta pero un dia mientras caminaba por el parque me atreví a hacerlo.

Algo había cambiado en mi indudablemente me sentirme tan vacia no era normal a pesar de tener tantas comodidades y cosas lo material no era lo que realmente me faltaba.

Un día mientras estaba esperando en mi camerino a punto de salir a un concierto me quede paralizada ante el espejo era su reflejo.

Aquellos ojos negros mirándome fijamente sin decirme nada por un momento me sentí normal sentí que todo lo que había perdido lo recuperaba en un solo segundo  para cuando me di cuenta era yo la única persona en el camerino al menos eso pensaba.

Una chica que jamás recordaba ver antes estaba parada detrás de mi intentando descifrar que era lo que miraba realmente y luego de sonreírme puso una mano en mi hombro y dijo:

- Algún día podrás encontrar al chico detrás de el espejo

Luego mis guarda espaldas entraron y la sacaron enseguida del lugar era una fanática y en ese momento al escuchar esas palabras no me sentí tan vacía era como si esa chica hubiera podido ver atreves de mis ojos otra vez de mi mente.

Cuando Salí al escenario mientras cantaba solo buscaba con la mirada a esa chica y al encontrarla y señalarla con los reflectores el publico la empujo hasta llevarla al escenario.

Era muy tímida y no sabia lo que estaba pasando al terminar el concierto la convencí de trabajar conmigo. Era la única persona que realmente podía ver a tra vez de mis ojos, la única que podía entenderme.

- Hinata hyuga que gran chica- dijo la pelirosa esbozando una pequeña sonrisa por lo que Tsunade se sorprendió era la primera vez que veía expresión alguna en el rostro de la pelirosa.

Las cosas cambiaron y se hicieron algo llevaderas cuando esta chica entro a mi vida un asi las apariciones de sasuke en todos los lugares a donde íbamos se salía de mi control mi mente me estaba torturando por alguna razón.

No era justo por que tenia que sufrir de esa manera y cada vez que veía su sombra, cada vez que veía aquella ilusión producto de mi imaginación entre la gente me paralizaba por completo.

Era como si mi mundo se detuviera todos seguían avanzando pero yo estaba allí parada frente a el sin poder moverme-decía la chica con nostalgia intentando contener las lágrimas que estaban por salir.

Muchas veces había suprimido sus sentimientos tal vez por eso se sentía un poco mas insensible de lo normal, no quería llorar no quería parecer débil delante de todos no estaba permitido.

Llorar… era una palabra que no estaba en su vocabulario o diccionario.

Los sentimientos solo son obstáculos nublan el sentido e impiden hacer mi deber me decía una y otra vez a mi misma para así poder mantenerme fuerte.

- Nunca había visto un caso como el suyo señorita haruno-respondió la rubia con seriedad.

- Las chicas de tu edad simplemente piensan en otras cosas y tu estas completamente perturbada fue demasiado para ti forzarte a madurar a tan corta edad.

Lo se, pero era la única manera de protegerme nadie podía saber exactamente lo que pensaba o sentía deje de mostrar felicidad, tristeza o algún otro sentimiento mi rostro estaba seco de emociones al igual que mis palabras y mi mente.

No había nada que me hiciera sentir mal salvo pensar en sasuke fue cuando realmente respondí esa pregunta.

El vacio en mi pecho se devia a que ya no estaba con la única persona que me contagiaba felicidad a pesar de su fría personalidad, lo amaba… lo amo-dijo corrigiéndose a si misma.

Y nada me aria mas feliz que volver a verlo.

- ¿crees que ese pensamiento aga que el se materialice?-pregunto curiosa esperando la respuesta de la pelirosa.

No lo se tal vez si, vivir en esta eterna agonía me hace daño y es por eso que estoy aquí para olvidar, o simplemente para buscar algún modo de superar tal enfermedad.

- Paranoia-dijo la mujer- ese es tu caso sakura.

- Muchas personas desarrollan tal enfermedad de una manera diferente sin embarlo la forma en que tu la has desarrollado es realmente impresionante.

Ya veo-dijo la chica desconsolada- eso quiere decir que no hay remedio…

- Podría recomendarte algo pero eso simplemente te ara adicta a los medicamentos  claro que si deseas tomarlos puedo decirte cuales tomar.

Seguiré sus instrucciones pero al igual que usted pienso que los medicamentos no me aran olvidar.

- Ya veo-dijo la mujer- eres muy especial sakura ¿lo sabias? Muchas chicas a los 17 años piensan en tener hijos tal vez casarse o tener novios a la edad que tu decidiste cuidarte a ti misma 12 años muchas aun jugaban con muñecas o tenían sitas realmente te admiro.

¿Admirarme? Estoy enferma y las cosas no creo que cambien.

- Pueden cambiar si así lo deseas, las reprimendas están en tu mente sakura no aquí-dijo señalando su pecho.

- Aun eres una chica joven y talentosa disfruta tu carrera algún día volverás a encontrar a ese chico o simplemente encontraras a otro o te limites pues la vida no se trata de a que punto puedas llegar si no al punto que desees hay una gran barrera en tu mente y en tu corazón y para cúrate debes romperlas debes correr Asia aquello que deseas y tomarlo fuertemente con tus manos y no dejarlo ir de eso se trata la vida de cumplir tus sueños lograr tus metas y no dejarlas ir.

Aquellas palabras realmente habían tocado su corazón había echo cambiar algunas cosas en la pelirosa quien escuchaba atentamente a la rubia.

- Ahora recuerdo- dijo la pelirosa

- ¿Qué cosa sakura?

Antes de que sasuke se fuera del aero puerto mientras la miraba dijo algo que debido a la distancia no pudo escuchar aun así aquel movimiento de labios calmo su alma sin saberlo por mucho tiempo.

Sasuke me dijo algo antes de irse no recuerdo exactamente lo que era pero aun así se que eso me hiso sentir mejor.

- La sesión a terminado por ahora sakura ¿crees que esto te ha servido?

- Si realmente hinata tenia razón usted es una gran profesional-respondió la chica sonriendo.

La chica que salió en ese entonces del consultorio de aquella mujer era distinta sakura estaba lista para romper cualquier atadura, y se dedicaría de hay en mas a disfrutar la vida y su carrera algún día volvería a ver a sasuke y tal vez eso le devolvería la calma.

Había transcurrido un mes desde que sakura comenzó a ver terapia con Tsunade la pelirosa había cambiado el color había vuelto a su vida por asi decirlo había mas personas a su alrededor y se encontraba algo agitada planeando la boda de su mejor amiga.

 Aquel día mientras salía de su ultima cita con tsunade la chica caminaba por las inmensas calles de Tokio repletas de gente intentando respirar algo de aire por lo que camino hacia un lugar mas apropiado.

Solo una cuadra mas-decía la chica.

El semáforo estaba en verde y los carros pasaban uno detrás de el otro rápidamente cuando de pronto la chica creyó haber visto a alguien conocido del otro lado de la calle.

El semáforo rápidamente se puso en rojo y los carros se detuvieron mientras que la pelirosa cruzaba la calle y aquel chico también.

Ella miraba hacia todos lados parecía estar perdida mientras que aquel chico caminaba a un lugar fijo, sabia exactamente donde estaba y lo quería.

La pelirosa se quedo paralizada al verlo su corazón comenzó a latir tanto o mas fuerte que las veces anteriores.

No es justo que vuelva a pasarme esto-decía la chica en su mente- ya lo había superado, ya estaba curada.

- Esto no es real, esto no es real-susurraba

Una voz conocida la saco de su trance asustándola, y haciéndola feliz al mismo tiempo el chico estaba parado junto a ella.

- Esto es real-dijo le pelinegro mirándola a los ojos.- prometí que volvería por ti sakura y aquí estoy.

- S-sasuke… ¿eres tu?-pregunto la chica aun sin poder creerlo.

- Así es sakura y como te lo dije en el aero puerto aquel día estoy aquí.

Aquella imagen rápidamente se coló en su mete revelándole así el significado de las palabras de aquel chico por lo que la pelirosa comenzó a llorar descontroladamente y el chico la sostenía sobre sus brazos.

- No puedo creer que estés aquí-decía la chica aferrándose a el.

- Nunca volveré a dejarte sakura…

- la paranoia es un término psiquiátrico que describe un estado de salud mental caracterizado por la presencia de delirios autorreferentes.




espero les alla gustado

adios! XD





SeleSakura Desconectado
« Respuesta #1 en: Marzo 01, 2013, 11:09 am »

  • Mirando muy lejos, Escuchando muy cerca...
  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 366
  • Country: 00
  • Karma: 7
  • Sexo: Femenino
    • Awards
  • Rated:
Re:Paranoia (SASUSAKU)
« Respuesta #1 en: Marzo 01, 2013, 11:09 am »
wowww esta muy tierno yo pensé que estaría loca y no lo vería o lo vería con alguien mas jajaja si como pintaban las cosas tipo 5 cm por segundo jajaja que lindas las ultimas palabras :)
 


Tags: