Autor Tema: **Amor Inmortal** [Lemon] [SasuSaku]  (Leído 4327 veces)

uchihasakualex Desconectado
« en: Marzo 13, 2012, 11:48 am »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 28
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
    • Awards
**Amor Inmortal** [Lemon] [SasuSaku]
« en: Marzo 13, 2012, 11:48 am »
Advertencias: Lemon
Personajes: Sakura Haruno, Sasuke Uchiha, Naruto Uzumaki
Clasificacion: No menores de 15 años

Resumen:

-¿Qué pasaría si el amor de tu vida muere? ¿Que harías para recuperarlo?
- Yo te ofrezco una forma de recuperarla – hablo el rubio captando toda la atención del pelinegro.
- - - - - - - - - - -
-¿Quien eres? – pregunto una pelirosa un tanto asustada
-Sakura vine por ti… - respondió tomándola del brazo para acercarla a su pecho- acaso no me recuerdas… – le susurro solo a unos cuantos centímetros de su rostro.
-N… No… Se quien eres…. – respondió como pudo.
-Te hare recordar… - susurro uniendo sus labios en un desesperado beso que…



LOS PERSONAJES NO ME PERTENECEN SON DE MASASHI KISHIMOTO-SAMA

1000% SasuSaku




Capitulo 1: El Inicio
[/b]



Esa noche era obscura, como todas las demás, la niebla cubría cada rincón de aquel pequeño pueblo junto con un molesto silencio que invadía cada pequeño rincón del lugar. Todo aquello era normal o por lo menos desde su muerte.
Caminaba rumbo a mi casa después de un largo día de trabajo, las calles se ven tan diferentes desde que ella no esta aquí…
Un hermoso pelinegro caminaba tranquilamente por las calles de konoha sin prestar absoluta atención a nada que ocurriese a su alrededor ya que, como siempre, estaba hundido en sus pensamientos.
-Hmp… que rayos me pasa
Siempre se hacia la misma pregunta al pasar por aquella banca, donde la conoció y miro sus lindos ojos verdes por primera vez, aquellos recuerdos siempre estaban presentes en cada momento de su vida desde que la perdió. O mejor dicho, desde el momento que se dio cuenta de cuanto la necesitaba. Pero como siempre le suele suceder, se entero demasiado tarde.
-¡Maldición Sasuke!
Grito el chico arrodillándose en aquella banca con la vista clavada en el gran bosque que se extendía alrededor.
-Ps… ps…
El pelinegro miraba aquel bosque mientras que vagos recuerdos se asomaban en su mente, hasta que por un segundo creyó escuchar un extraño ruido que provenía de aquellos arboles
-Ps… ps…
El pelinegro miro a su alrededor y no noto nada fuera de lo común, solo que a unos pocos segundos volvió a escuchar aquel ruido seguido de otro… intento seguirlo pero su concentración en ese momento y la oscuridad no le ayudaban en nada.
-ps… Hey tu uchiha
Esta vez escucho su nombre en aquellos arboles, fijo su mirada en aquel lugar por un momento y… nada no veía absolutamente nada en aquel lugar
-Tal vez ya estoy loco – pensó
-no estas loco uchiha – respondió un rubio que salía de los arboles con una pequeña lámpara
El chico tenía el cabello rubio y unos grandes y expresivos ojos azules que irradiaban alegría y mucha curiosidad. El chico caminaba en dirección al uchiha que desde ese momento no se había movido ni un centímetro de aquel lugar, solo se limitaba a ver a aquel extraño chico que lo miraba desde arriba con una gran sonrisa.
-No estas loco uchiha – repitió
El pelinegro alzo la mirada para ver mejor a aquel chico que apareció de la nada.
¿Como es que sabe mi nombre?
-Yo lo se todo – recalco
El pelinegro no había pronunciado palabra alguna desde que aquel chico apareció y el le respondía como si estuviese leyendo sus pensamientos.
-¿Cómo es posible? – pregunto el chico alzando la mirada
-Todo es posible mi querido amigo… - respondió sentándose en la banca en la que segundos antes sasuke estaba tirado- siempre que lo desees y trabajes en ello.
-Mi nombre es Naruto Uzumaki – se presento el chico bajo la mirada desinteresada del pelinegro. El silencio se hiso presente entre los dos, el rubio clavo su vista en los arboles que estaban en frente.
El pelinegro miraba cuidadosamente al rubio que hablaba con tranquilidad a su lado.
-¿La extrañas mucho verdad? – pregunto de repente el rubio mirando la expresión del pelinegro que se quedo sin habla. No dijo nada solo bajo la mirada y se acomodo en aquella banca.
-Yo te ofrezco una forma de recuperarla – hablo el rubio captando toda la atención del pelinegro.
-¡Esto es una broma! ¡Crees que es divertido aparecer y burlarte así de mí! – rugió el pelinegro levantándose de golpe para encarar al rubio que solo lo miraba con tranquilidad.
-¿recuerdas la ruta prohibida? – menciono sin prestarle la mínima atención al pelinegro
-recuerdas que todas las personas que transitaban en esa zona desaparecían sin dejar rastros y los que volvían ya no eran los mismos.
-¿a que viene esto? – pregunto el pelinegro con recelo
-¿Qué pasa si te digo que en ese lugar se oculta el mas grande secreto de toda konoha? ¿Y que en ese lugar esta la solución a tu problema? – soltó con una sonrisa mirando como el pelinegro lo miraba atentamente.
-¿no entiendo a donde quieres llegar? – pregunto el pelinegro al no entender absolutamente nada.
-Hace 50 años los fundadores de la aldea descubrieron un extraño agujero de color negro, que aparecía en la tarde y a veces de noche, nunca determinaron de donde provenía ni por que aparecía justo en ese lugar. Durante años se investigo y hasta hoy la investigación continúa por los ambu.
-Ya conozco el cuento… lo que no entiendo es ¿Por qué quieres ayudarme? Y ¿Qué tiene que ver la ruta prohibida con todo esto?
-Hace poco he cachado a la vieja salir de la ruta prohibida, llevo varias semanas montándole guardia y va a ese lugar dos veces por semana.
-¿A dónde quieres llegar? – hablo perdiendo la poca paciencia que tenia
-he visto lo que hay en ese lugar…

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

Año 2010-01-08
El ruido de los autos se escuchaba por todo el lugar había personas caminando de un lado a otro sin parar mientras que dos chicas caminaban tranquilamente en dirección al instituto donde comenzarían sus clases. No estaba muy lejos de su departamento pero de igual forma a una de ellas no le agradaba para nada la idea tener que asistir tan temprano.
-¿Por qué hina-chan?
Ya te lo he dicho sakura, los horarios serán entregados a esta hora no podemos hacer nada
-¿Pero aun tengo mucho sueño?
La chica había pasado toda la noche en su ordenador haciendo quien sabe que cosas.
-Pues para la próxima tendré que desconectarte el internet sakura. Ya tienes vicio – le reprocho la pelinegra apurando el paso.
-¡ne hina-chan! No me dejes… - grito apurando el paso
Como puede ser que hallas muerte y en este lugar estés como si nada hubiese sucedido jamás. Aun no lo puedo creer…
Una rubia de ojos color miel miraba la escena que tenía delante de cómo dos jóvenes discutían algo sin importancia, para ella, solo las miraba detenidamente, aquellos dos rostros tan conocidos para ella. Todavía podía recordar el primer día que las vio, estaba en completo shock no podía dirigirles ni la mas mínima palabra… otra persona de seguro hubiese cometido una gran locura.
-Hola chicas ¿Cómo están? – pregunto la rubia alcanzando a las chicas
-tsunade-sama – hablo la pelirosa dirigiéndose a la rubia que tenia a sus espaldas.
-oh… directora que raro encontrarla aquí – hablo hinata saludando cortésmente a la mujer.
-estaba de camino a al instituto, imagino que tenemos el mismo destino – dijo cortésmente
-si… tenemos que buscar los nuevos horarios– respondió hinata
-ya veo… bueno chicas fue un gusto verlas pero tengo que resolver unos asuntos, nos vemos en unas horas – hablo para luego despedirse y subir a un taxi.
-ha veces se comporta de manera extraña – susurro hinata reanudando su caminata.
-tal vez… oculte algo – dijo la pelirosa pero la chica no la escucho ya que estaba a unos cuantos metros de la pelirosa- ¡Hey espérame! – grito mirando que su amiga ya estaba muy lejos.

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX

-he visto lo que hay en ese lugar…
El pelinegro miraba atentamente al rubio esperando que continuase con su relate. ¿Realmente todo era cierto? Le costaba creerlo en toda su vida nunca se imagino que le sucedería algo como eso.
-detrás de ese agujero todo es tan diferente… las personas, las casas son gigantes, las personas son malas… no todas tienen nuevos métodos para trasportarse… le llaman auto- hablo el rubio maravillado
-todo lo que este chico decía sonaba tan ilógico ¿Un auto? Que cosa es esa. Ya ese era el colmo su vida no cambiaria en lo absoluto escuchando fantasías de un lunático, sakura no volvería ya estaba muerta… ¡los muertos no vuelven! Es toralmente imposible. Todo esto pasaba por la mente del chico mientras el rubio hablaba de las miles de cosas que había visto y aprendido de aquel nuevo mundo.
-He tomado el tiempo y solo falta una hora para que aparezca de nuevo… - dijo mirando al pelinegro
-todo esto es imposible… -susurro el pelinegro mirando el extenso bosque
-¿Que?
-Es completamente imposible, es absurdo… sakura no volverá… - susurro nuevamente
-¿Pues te puedo probar que todo lo que digo es cierto?
-¡Ya deja de soñar! ¡No entiendes que todo esto es una locura! – grito ya hastiado de aquella situación, como se atrevía a decir que podría volver a ver a sakura… lo único que hacia era ilusionarlo, hacerle creer que la tendría de nuevo en sus brazos, que podría abrazarla, besarla ver esos hermosos ojos jade.
-¿¡Acaso no entiendes!? - dijo aturdido - ¿Acaso nunca has perdido a un ser amado? – lanzo otra pregunta
-no – respondió con tranquilidad
-pero se lo que se siente estar solo, que las personas te desprecien… se lo que es la soledad sasuke.
El pelinegro no respondió… se levanto tranquilamente para continuar con su caminaba no se había dado cuanta de cuanto tiempo tenia en ese lugar ya estaba a punto de amanecer.
-¡Espera! – Se hoyo la voz del rubio que corrió y lo detuvo- si te pruebo que ese agujero existe… me dejarías ayudarte – soltó como ultimo recurso
-¿Por qué lo haces? – soltó la pregunta de una vez. Desde que el rubio se sentó a su lado en aquella banca.
-Se lo que es estar solo… comprendo tu dolor – respondió colocando una mano en el hombro de sasuke en señal de apoyo
El pelinegro se giro y miro al rubio a los ojos. Ya no tenia nada que perder, la persona que mas amaba en el mundo ya no estaba y desde entonces todo le daba igual. Seguirle el paso a un lunático no le causaría daño.
-un momento no puedo creer que este pensado esto – susurro el pelinegro al ver que el rubio se introducía al frondoso bosque.
-¡Sasuke!
El pelinegro camino tranquilamente detrás de aquel extraño chico de cabellos rubios. El camino era un poco largo ya que aquella ruta se encontraba en lo más profundo del bosque.
-¿Cómo sabes mi nombre? – pregunto el pelinegro ya que recordó que al llegar el chico sabia lo que pensaba y al parecer todo sobre el.
-Cuando cruce al otro lado… me encontré con una chica, yo no tenía idea de quien se trataba, la vi llorando y me acerque a ella. Su novio había muerto hace unos pocos días y la única persona con la que vive tubo que salir del país y estaba completamente sola… me dio mucha pena con ella así que la acompañe por varios días, durante ese tiempo aprendí muchas cosas de ese nuevo lugar, tengo un departamento ¡Te lo imaginas!- sonrió- ella es una buena persona y no merece sufrir así y su amiga es un dulcito conmigo.
El pelinegro lo escuchaba con mucha atención. Si que esta loco, pobre… - pensó
-Me entere de muchas cosas y por alguna razón ahora puedo leer la mente de las personas- dijo para luego detenerse y mirar al pelinegro que se detuvo a unos cuantos metros detrás de el.
-hay que ocultarnos… ella esta en camino – susurro para luego pararse detrás de un árbol y clavar la mirada en un punto en especifico. El pelinegro lo imito aun sin saber que vería en ese lugar donde solo se apreciaba un gran árbol… al parecer el más grande de todo el bosque. Sin previo aviso una corriente de viento inundo todo el lugar abriendo paso a una gran mancha en el árbol que segundos después tomo la forma de una puerta.
-¡Ya la veras! – grito el rubio, ya que el viento producía un gran sonido en los arboles que se mecían de un lado a otro por todo el lugar.
-¡Dios siempre es lo mismo con este molesto viento! – hablo una rubia de ojos miel que abrió la puesta y comenzó a caminar en dirección a la aldea mientras maldecía por lo bajo, ya que siempre era lo mismo al cruzar la puerta todo el polvo que había en el bosque se alborotaba y la ensuciaba.
-¡Odio este viento! – susurro de nuevo
-¡Es el momento! – hablo el rubio cuando la mujer ya había desaparecido de su vista.
Corrieron rápidamente y al abrir la extraña puerta un gran agujero los succiono y la puerta se cerró al instante dejando al bosque en total silencio.
-Era mi idea o todo se volvió obscuro sentí un gran mareo y como mi respiración se agitaba… cada vez me costaba respirar mas y después nada… si nada ya no sentía nada tenia mis ojos apretados con fuerza sin querer abrirlos y ver que estaba en aquel mismo bosque como un idiota.
-Sasuke mira… - exclamo el rubio
Los chicos se encontraban en una especie de callejón en donde se encontraba mucha gente algunos parecían estar perdidos, otros gritaban cosas extrañas y los demás simplemente caminaba con tranquilidad
-¿Dónde estamos? – pregunto el pelinegro mirando a todas partes.
-Estamos en la estación “meaningless” aquí es donde todos los objetos y personas que vienen de otra dimensión se transportan al “nuevo mundo”
-¿Y como llegamos a ese lugar?
-Tomaremos ese tren – el rubio señalo fuera de esa gran callejón a un gran tren, estacionado en algo parecido a un gran mar que se extendía por todas partes con ímpetu.
-Lindo no… vamos.
Los chicos se encaminaron al gran tren y en la puerta de este estaba un chico gordo con una bolsa de patatas fritas y con una vestimenta extraña.
-¡Hola Naruto! Tiempo sin verte por aquí – hablo entusiasta el chico
-¡Shouji tiempo sin verte amigo! – dijo dándole un abrazo al chico.
-¿Sasuke? – susurro desentendido.
Naruto tomo al chico de los hombros y se lo llevo a un lugar apartado de todos.
-¿Sasuke Uchiha? No estaba muerto – pregunto.
-Ya lo se… pero es algo que tengo que hacer, es por ella, no le digas nada a la jefa ¿vale?
-vale… solo espero que no traiga problemas a este mundo… - suspiro mientras volvía a tomar su posición en la puerta de aquel tren.
-Sube – ordeno el rubio a sasuke
El rubio le entrego una tarjeta de color dorado a su amigo el cual le cedió el paso.
-una cosa mas naruto… - dijo seriamente el chico gordo.
-¿Que pasa?
-¡Cuando vuelvas tráeme mas patatas! La jefa no me deja salir – dijo sonriendo
-¡Te dará un infarto si sigues comiendo esas cosas! – sonrió el chico para luego subir con tranquilidad al tren.





Espero les aya gustado.......
les quiero pedir un favor grandisimo publiquen este enlace en sus muros y compartanlo para que todos denuncien esta pagina...
que este imbecil sepa con quien se esta metiendo

https://www.facebook.com/pages/Las-caricaturas-chinas-son-para-inadaptados/196510260469054

Las caricaturas chinas son para inadaptados
Comunidad

karin-sakura Desconectado
« Respuesta #1 en: Mayo 11, 2012, 10:01 pm »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 13
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
    • Awards
Re:**Amor Inmortal** [Lemon] [SasuSaku]
« Respuesta #1 en: Mayo 11, 2012, 10:01 pm »
tu finc es muy interesante me encanta el tema la trama y espero su desenlace con ansias, continualo no te rindas!!!!

Tags: