Autor Tema: Fueron nuestras soledades las que nos unieron (Sasusaku)  (Leído 1563 veces)

Andrea Luna Desconectado
« en: Junio 19, 2013, 11:34 am »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 10
  • Country: mx
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
  • Pensar diferente no es un delito!!
    • Awards
  • Rated:
Hola chicos, sentí la necesidad de escribir ya que durante algún tiempo lo hice para trabajos escolares y sin ser presumida, confieso que siempre fui alagada por mi capacidad de narración y ahora quiero presentar esto de mi inspiración y ojala se den el tiempo de leerme
saludos... 


PROLOGO

Cuando era niña soñaba con hacer las cosas que los grandes hacían; salir a fiestas, comprar cosas como: ropa, zapatos, bolsas, lentes, tener un auto, dinero, una casa. Todas esas cosas me parecían importantes y durante algún tiempo lo creí pero, al crecer me di cuenta de que esas cosas no siempre son necesarias, al menos en 17 años que llevo de estar parada en este mundo para mi ya no lo son, pues a mi corta edad y gracias a la enorme fortuna de mis padres tengo todas esas cosas.
Aunque dentro de mi, muy en el fondo de mi alma siento que algo me falta, creo que es amor...
Mi fic Fueron nuestras soledades las que nos unieron (Sasusaku)

Andrea Luna Desconectado
« Respuesta #1 en: Junio 20, 2013, 05:30 pm »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 10
  • Country: mx
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
  • Pensar diferente no es un delito!!
    • Awards
  • Rated:
Re:Fueron nuestras soledades las que nos unieron (Sasusaku)
« Respuesta #1 en: Junio 20, 2013, 05:30 pm »
Primer capitulo

Las cosas en mi vida no pueden ir peor, ¿problemas en mi casa? es el pan de cada día; mis padres no se hablan y yo solo soy espectadora de sus conflictos, de las peleas matutinas, de comidas en silencio, de las noches que duermen en habitaciones distintas, como siempre yo en medio de todo. Aunque la casa es demasiado grande termino viendo cada pelea de ellos dos desde hace más de un año; y ¿yo? pues yo voy mal en la escuela y es en este momento en que me dirijo a mi casa a decirle a mi padre que me acaban de correr por reprobar una materia...

-CÓMO?! ES IMPOSIBLE SAKURA! ACASO ¿ES PARA LLAMAR LA ATENCIÓN?-replico mi padre molesto.

-sabes que no es así papá, las matemáticas nunca han sido mi fuerte y para colmo me tienes en una escuela de gobierno, donde sabes bien que si repruebas terminan por expulsarte-dije a mi favor.

-eso no es pretexto Sakura, cariño tu aceptaste estar en una escuela de gobierno porque jamás quisiste estudiar en el instituto Konoha-recordó la petición que le hice.

Mi padre es el jefe y dueño de la corporación Haruno una de las empresas más poderosas en todo Tokio en donde fabrican telas muy finas para la industria de la moda, con un alto grado de demanda en el mercado nacional y extranjero; se forjo una de las fortunas más grandes en el país gracias a su arduo trabajo y con humildad, fuerza y dedicación logro consagrarse como un líder en esta industria.
De ese modo siendo así la hija de un poderoso empresario tuve la oportunidad de estudiar en el mejor instituto de Japón, y lo hice durante algún tiempo hasta que me di cuenta de la hipocresía de todos esos niños ricos, mimados, de toda la falsedad de mis supuestas amistades que jamás fueron reales y solo se acercaban a mi por ser Sakura Haruno.
Fue entonces cuando desesperada les pedí a mis padres-cuando se hablaban- que me sacaran del instituto y que por favor me inscribieran en una escuela donde nadie supiera quién era de ser posible irnos lejos de Japón; y así lo hicimos.

-recuerdo bien lo que te pedí padre y no estoy arrepentida, es más me alegro de haberlo hecho y no pido que no te enojes porque sé que estas molesto y decepcionado de mi solo te pido otra oportunidad de hacer las cosas bien y cualquier decisión que tu tomes yo la aceptare- le dije con lagrimas en los ojos pues sabía bien lo que me diría.

-cariño, no estoy enojado y decepcionado tampoco, sabes que debes afrontar las consecuencias de tus actos y el que te hayan expulsado no es el fin del mundo pero, tengo que tomar otras medidas y eso significa que debemos volver a Japón y te inscribiré nuevamente al instituto Konoha.


Después de que hable con mi padre me dirigí al estudio de mamá, ya que me dijo que era yo la que tenía que informarle las malas nuevas sobre la escuela y que nos mudaríamos a Japón. Lo más doloroso de este asunto no era el que me hubieran expulsado; si no que tenía que decírselo yo porque ellos no se hablaban, la verdad no sabía cuánto tiempo duraría este problema y para ser sincera no quiero saber cual sería la solución.
Cuando llegue a la puerta de su estudio respire hondo sin ser exagerada y abrí lentamente la puerta grande de caoba de su estudio: era un lugar muy acogedor de paredes blancas muy altas con un ventanal en forma de arco que daba directamente al patio trasero de la casa, se podía apreciar en frente de su escritorio un librero enorme con todo tipo de libros y fotografías de nuestra familia; a la izquierda de la pequeña biblioteca familiar, un sillón en donde me gustaba pasar las tardes leyendo las obras de Shakespeare, Nietzsche, Neruda, la poesía maldita de Rimbaud, Baudelaire entre otros, en ese momento el carraspeo ligero de mi madre me devolvió a la realidad pues me había quedado estática a un lado de la puerta, mirando profundamente su librero.
Una sonrisa ligera cruzo su rostro invitándome a pasar y así lo hice.

-¿qué ocurre sakura? es muy temprano para que estés en casa-me dijo algo desconcertada.

-lo sé mamá, aun es temprano y perdona por lo que diré, pues me han expulsado de la escuela- la observe casi suplicante de que no se enojara, conocía a mi madre y una noticia como esa le pondría la piel de gallina del enojo, pero su reacción fue otra.

-Ya lo sabía sakura, esta mañana me llamo el director de la escuela para informarme lo sucedido y comprendo lo que paso pero hija, ¿no crees que fue muy irresponsable el que hayas descuidado una materia, aun sabiendo que si la reprobabas te expulsarían? Sabes cuál es el sistema en esa escuela y no hay excusas-al terminar su voz era algo severa con respecto a lo que había pasado.

-yo sé que no hay excusas mami- no tuve otra cosa de decir a mi favor.

-y, ahora ¿que haremos?

-también a eso he venido, ya hable con papá y me dijo que no tiene más remedio que mudarnos e irnos a Japón para que reingrese al instituto Konoha, le dije que no me opondré a la decisión que el tomara aunque eso significa regresar- se levanto lentamente y me dio la espalda mirando hacia el ventanal.

-si tu padre tomo esa decisión es por algo, retírate sakura- esto último lo dijo casi en un susurro.

________________________________________
¿Que les pareció? Espero que les haya gustado y
porfa si pueden comentarme de verdad me animarían mucho a darle continuación, espero sus respuestas
Saludos
.
Mi fic Fueron nuestras soledades las que nos unieron (Sasusaku)

Incógnita Desconectado
« Respuesta #2 en: Junio 21, 2013, 06:54 pm »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 235
  • Country: mx
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
    • Awards
  • Rated:
Re:Fueron nuestras soledades las que nos unieron (Sasusaku)
« Respuesta #2 en: Junio 21, 2013, 06:54 pm »
Hola.  :ohnoes:
La narración, la trama y la ortografía (exceptuando la falta de unos acentos) me parecen bien, solo que en lo personal no me gusta los textos centrados.
Por un lado no era necesario en doble post y por el otro... ¡Bienvenida a la familia IN! :D
Aunque te haya tomado 4 años, es un gusto enorme el que decidieras registrarte y publicar tus escritos. ;D
Suerte con el Fic y espero la conti'.
Bye.



P.D. Espero mi comentario no te moleste.

Greenie Desconectado
« Respuesta #3 en: Junio 23, 2013, 08:30 am »

  • Blablabla!
  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 136
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
  • ¿Porqe confundimos la costumbre con el amor? :S
    • http://www.imperionippon.co.cc/foro/index.php?action=profile;u=90;sa=forumProfile
    • Awards
  • Rated:
Re:Fueron nuestras soledades las que nos unieron (Sasusaku)
« Respuesta #3 en: Junio 23, 2013, 08:30 am »
Hola, :)
He pasado por aquí a decirte que me gusto la trama de tu fic :D
Espero la continuación Prooooooonto ;)
Y la conti de mi fic la subiré mañana.
Así qué AndreaLuna-san  nos seguiremos leyendo.
Un abrazo  :=p:
¿Como puedo y Sin Embargo Eres Un Presumido y un Arrogante de Primera?, pero aun asi me encantas :D


Andrea Luna Desconectado
« Respuesta #4 en: Junio 25, 2013, 05:53 pm »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 10
  • Country: mx
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
  • Pensar diferente no es un delito!!
    • Awards
  • Rated:
Re:Fueron nuestras soledades las que nos unieron (Sasusaku)
« Respuesta #4 en: Junio 25, 2013, 05:53 pm »
Hola.  :ohnoes:
La narración, la trama y la ortografía (exceptuando la falta de unos acentos) me parecen bien, solo que en lo personal no me gusta los textos centrados.
Por un lado no era necesario en doble post y por el otro... ¡Bienvenida a la familia IN! :D
Aunque te haya tomado 4 años, es un gusto enorme el que decidieras registrarte y publicar tus escritos. ;D
Suerte con el Fic y espero la conti'.
Bye.



P.D. Espero mi comentario no te moleste.


Por supuesto que no me molesta tu comentario! :D de verdad muchísimas gracias por a verte dado el tiempo de leerme y espero no fallar en eso de los acentos  y la continuación claro aquí esta. Muchas gracias por ser la primera en postearme.
nos leemos!


Hola, :)
He pasado por aquí a decirte que me gusto la trama de tu fic :D
Espero la continuación Prooooooonto ;)
Y la conti de mi fic la subiré mañana.
Así qué AndreaLuna-san  nos seguiremos leyendo.
Un abrazo  :=p:


Wuaaa muchas gracias por a verte dado el tiempo y que bueno que te gusto la trama con el tiempo se pondra mejor  :=D:
encerio aprecio mucho que te hayas dado el tiempo y creeme eso me motivo a seguir escribiendo
Nos leemos e igual un abrazo Greenie!


CAPITULO 2

Hace dos días me encontraba frustrada por cómo le diría a mis padres que me había  expulsado de la escuela , hace dos horas me encontraba en el aeropuerto rogándole al cielo que cayera una tormenta para que el vuelo se retrasara y por lo menos tener un poco más de tiempo de asimilar lo que pasaba… Y ahora estoy afuera de mi antigua casa en Japón; todo lo que paso en dos días ¿no creen?

-aquí empieza mi suplicio-dije muy resignada.

-no te quejes sakura, sabes porque hago esto- me dedico una sonrisa demasiado burlesca mi padre.

-además, dijiste que harías cualquier cosa-comento mamá.

Pensé que con toda esta situación las cosas entre papá y mamá empeorarían, pero desde que partimos ella y papá se hablaban un poco más y para ser sincera me sorprendió mucho, creo que después de todo no fue tan malo el que me haya expulsado.

Cuando entramos a la casa nos recibieron todos los empleados fue un lindo detalle de su parte, mi mamá les pidió llevaran las cosas a nuestras habitaciones y yo me detuve en el vestíbulo a observar cada detalle en esa enorme habitación; se abría en medio una enorme escalera de caoba que llevaba a la segunda planta donde se encontraban las habitaciones, a la derecha en el primer piso estaba la sala con diversos muebles, un trió de sofás de color oscuro que contrastaba perfecto con las altas paredes blancas de la habitación, en donde se encontraba en medio de esta una chimenea; encima de ella las fotos familiares y sobre esas fotos un enorme cuadro de mis padres del día de su boda.
Una hermosa habitación al menos en lo que a mí concierne pase las mejores navidades en ese lugar; en un rincón el mini bar donde papá atendía a sus invitados, se encontraba también un perchero de usos múltiples y por si fuera poco un estante con libros nótese que desde pequeña tengo el habito de la lectura gracias a mis papás.

Deje de lado esa habitación para mirara hacia la izquierda; era una habitación sencilla con un ventanal directo al patio principal, se podía apreciar en las paredes fotos y reconocimientos de mis papás y también míos pero, lo que más destacaba en esa habitación era el precioso piano de cola negro en medio de ese cuarto, sin dudarlo deje que mis piernas me llevaran directo a él y empezar a tocar alguna melodía y me perdí en el éxtasis que me provocaba tocar los graves y agudos del piano, dejando que mis dedos se deslizaran lentamente; recordaba quien era cuando tocaba el piano, recordaba que yo era feliz que poseía lo que nadie mas pero que aun así algo en mi vida estaba vacío.. Yo estaba vacía.

Estaba tan concentrada, mejor dicho hipnotizada tocando que no me di cuenta que había ya 5 personas alrededor de mí observando lo que hacía y valla que me molestaba. Decidí terminar la melodía y alce la vista eran mis padres ¿abrazados? Eso era muy extraño y otras tres personas dos hombres y una mujer; mi papá rompió el silencio tan incomodo que había surgido desde que deje de tocar y mire a papá algo molesta pues no decía absolutamente nada.

-sakura ¿recuerdas a los Uchiha? Eran nuestros vecinos cuando vivíamos aquí y han venido a celebrar nuestro regreso-dijo papá muy emocionado.

-a decir verdad papá no los recuerdo pero, empecemos de nuevo mi nombre es sakura es un placer-dije extendiendo mi mano y sin pararme del pequeño asiento en el que estaba.

-Fugaku Uchiha y es un placer que hayan regresado sakura, extrañaba mucho a tu padre y tu pequeño accidente en la escuela resulto muy satisfactorio pues los tenemos de regreso- al parecer era un gran amigo de papá y un tipo muy serio pero, ¿papá le dijo lo que paso? Seguramente si, se veía muy contento de que hayamos regresado.


En eso la mirada demasiado demandante de un moreno alto capto mi atención y se presento.

-Itachi Uchiha  es un placer- extendió su mano- ¿era My inmortal lo que estabas tocando? Perdona no puede vitar preguntare- este chico era muy seguro de sí y se notaba; su mentón alzado y la postura con que me preguntaba, desprendía seguridad hasta por los poros y aun continuaba con su mano estirada hacia mí.

-el placer es mío Itachi-le conteste con la misma seguridad- y si, era My inmortal-termine el saludo tomando su mano, era firme y muy tersa se notaba que era uno de esos tipos ricos pero a diferencia de todos los demás él era agradable, su mirada era demandante pero aun así cálida y lo observe por no más de un minuto para que la siguiente persona se presentara. Tengo que ser admitirlo no quería dejar de tocar su mano.

-Mikoto Uchiha, sakura cariño es un gusto volver a verte y créeme espero te adaptes rápido- rodeo todo el piano para darme un abrazo y era muy cálido como sus palabras, se notaba que era una gran mujer. Presentía que era una buena amiga de mamá eran un poco parecidas hasta cierto punto.

-wou! Mikoto muchas gracias, créame yo también espero eso y muchas gracias por a ver venido a visitaros espero que sea continuo mamá y papá estarían muy agradecidos de que lo hicieran, ya que al parecer se conocen de hace mucho- finalice con una sonrisa que los tres miembros de la familia Uchiha correspondieron.

Después de la presentación nos dirigimos al gran comedor. Cuando entramos no pude dejar de observar cada detalle en él; había una enorme mesa cuadrangular de madera, que abarcaba la parte central de la habitación, la mesa y las sillas de colores muy oscuros que contrastaban perfectamente con las paredes blancas que estaban decoradas con algunos cuadros.
Un florero estaba en el centro de la mesa con rosas de color carmesí y en el techo un candelero de cristal que hacía que toda la habitación resplandeciera, no pude evitar sorprenderme, sin duda alguna se veía hermoso.
______________________________________________
Hasta aquí la continuación, perdonen si es corta pero he estado algo ocupada y arreglando unos asuntos pero sin falta el próximo capitulo les prometo que sera muy largo y con nuevas sorpresas  :=D: veremos que pasa con sakura cuando entre al isntituto.
Un saludo y nos leemos!!

Mi fic Fueron nuestras soledades las que nos unieron (Sasusaku)

Incógnita Desconectado
« Respuesta #5 en: Julio 08, 2013, 03:32 pm »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 235
  • Country: mx
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
    • Awards
  • Rated:
Re:Fueron nuestras soledades las que nos unieron (Sasusaku)
« Respuesta #5 en: Julio 08, 2013, 03:32 pm »
Ups, pobre Sakura, espero que el volver no le sea una tortura. :(
La conti' me gustó y espero mucho la próxima.
Perdón por responder hasta hoy, pero mi baby no me deja mucho tiempo libre. <3
Espero conti' y que te encuentres bien.
Bye

Andrea Luna Desconectado
« Respuesta #6 en: Julio 30, 2013, 06:04 pm »

  • レベル0
  • *
  • Mensajes: 10
  • Country: mx
  • Karma: 0
  • Sexo: Femenino
  • Pensar diferente no es un delito!!
    • Awards
  • Rated:
Re:Fueron nuestras soledades las que nos unieron (Sasusaku)
« Respuesta #6 en: Julio 30, 2013, 06:04 pm »
Ups, pobre Sakura, espero que el volver no le sea una tortura. :(
La conti' me gustó y espero mucho la próxima.
Perdón por responder hasta hoy, pero mi baby no me deja mucho tiempo libre. <3
Espero conti' y que te encuentres bien.
Bye

jeje Ntp lo importante es que te hayas dado el tiempo y pues ya tengo lista la conti, espero que te guste :D

_______________________________________________________________________________________


CAPITULO 3

-sakura quisiera preguntarte, vi que eres buena en el piano ¿has pensado en dedicarte a ser músico?-dijo  Fugaku, después que terminamos de cenar.

-creo que exagera un poco mis habilidades en el piano Fugaku, respondiendo  a su pregunta, durante algún tiempo lo considere pero con el tiempo descubrí mi verdadera pasión y esa es…

-¿Cuál es sakura?-pregunto Itachi y me sorprendió pues durante toda la cena solo intercambiamos monosílabos y miradas muy intensas. Para ser la primer vez que lo veía me parecía alguien conocido- digo la música es apasionante en lo que a mí respecta es una vocación muy noble, ¿Qué puede ser para ti mejor que la música?

-pues-baje la mirada, pero luego lo mire fijamente-comparto tu sentir pero mi verdadera pasión y a lo que quisiera dedicarme toda la vida es al cuidado de los demás, ser medico esa sería mi verdadera pasión- y durante un momento pensé donde lo había visto; fue entonces que reaccione muy sobresaltada- ¡Eres un Uchiha! ¿Por qué no lo vi antes? Eres ¡Itachi Uchiha el famoso concertista de piano!

El sonrió muy complacido de que supiera quién era, y sus padres y los míos hicieron lo mismo. Después de eso compartimos muchos consejos de música. Nuestros padres estaban en la sala y nosotros frente al piano, la plática se centro principalmente-yo pregunto y él contesta- sobre cómo había llegado a hacerse famoso, el amor que le tenía a cada una de sus piezas, donde había estudiado música y si seguiría dedicándose a ello.

-claro que pienso seguir en esto, mi vida es la música no encuentro consuelo en nada más que en ella. Sinceramente me sorprende que decidas no dedicarte a esto-lo ultimo lo dijo con mucho asombro y había algo en el que me daba mucha confianza, tanta como para decirle porque no sería músico.

-es difícil Itachi, no es como que una mañana decidiera no ser músico, solo que-y dude durante varios segundos.

-¿solo qué?-me animo a continuar.

-solo que estoy rota, sabes-lo dije sin rodeos y unas cuantas lagrimas rodaron mis mejillas, el sin decir nada limpio algunas con las puntas de sus dedos y sonriéndome volvió a animarme a que le contara-perdona Itachi  solo que no encuentro las palabras exactas, es simple como eso, estoy rota. Un día desperté sintiéndome miserable; mi vida era lo que cualquiera esperaría tener, pero mi familia ya no era familia, mis padres en especial, todo lo que hoy estas presenciando es una farsa pues cuando te vayas todo volverá a ser igual, ellos no se hablaran y yo no volveré a tocar, no como cuando tenía el deseo de hacerlo.

Y termine mi relato, Itachi solo me miraba, era tan cálida su mirada que sin decir nada me abrigaban, sus ojos abrigaban mi alma fría y desolada, y permaneció hay esperando a que mi llanto cesara. Cuando al fin articulo unas palabras que jamás olvidare.

-créeme comprendo lo que sientes, hace tiempo yo me sentía de la misma forma que tu, pero a diferencia de ti, mi dolor fue causado por una mujer. Así como tú, una mañana desperté sintiendo ese enorme dolor y vacio porque la mujer que yo amaba se fue de mi, se fue sin decir adiós solo dejo una nota y-vacilo por unos segundo- ¡por dios santo! Debería odiarla, pero aun la amo-lo dijo con tanto sentimiento que casi sentí que se desplomaría a no ser de que por mero impulso tome su mano y así como el conmigo, lo anime a continuar- sabes sakura, fue un largo y duro proceso pero, es hasta este punto que comprendí que hay un plan más allá de nosotros y si aceptas este consejo; sakura no te rindas son cosas que tienen que pasar, para probarte, para que saborees el verdadero sabor de la felicidad-hizo un pausa y con una sonrisa tan cálida como  el sol, me dijo- sé que es poco el tiempo de conocernos pero si de algo sirve; aquí conmigo tienes un amigo.

Fue entonces que comprendí y en ese momento supe que  Itachi Uchiha se acababa de convertir en mi mejor amigo.
Después de que los Uchiha se fueron, estuve un rato frente al piano practicando la infinidad de consejos que Itachi me había dado, y al mismo tiempo que mi dedos  se deslizaban en las teclas recordaba sus palabras; era cierto no iba a ser fácil que mi familia volviera a ser la de antes pero haría lo que estuviera en mis manos para lograrlo.

Subí las escaleras directo a mi habitación, mis padres muy extrañamente ya estaban en su habitación ¡JUNTOS! Qué locura. No había desempacado pero al entrar en el enorme espacio vi que mi ropa estaba guardada y en su lugar y ahora todo estaba diferente; la pequeña cama individual en la que dormía antes de irnos de Japón fue remplazada por una cama matrimonial con una cabecera cuadrangular pegada a la pared con unos pequeños buros cúbicos de color negro que eran adornados por una lámparas que en definitiva me encargaría de cambiar.
La cama tenía un edredón blanco que hacia juego con las almohadas cubiertas con fundas de color negro, el candelero que colgaba en medio del cuarto era similar al del comedor pero en una escala menor; había un librero pegado a la pared, justo al lado del balcón que se abría paso por una puerta a la derecha de mi ahora nueva alcoba. Un tapete enorme adornaba la habitación justo en frente de la cama, de lado izquierdo un pequeño escritorio con una repisa que contenía varios de mis libros que ya habían desempacado. Me adentre y al lado del escritorio estaba el baño de azulejos blancos, una tina inmensa en medio y la regadera a un costado; definitivamente por el espacio jamás me iba a quejar.


Al día siguiente,  para colmo de todos mis colmos tenía que presentarme en el dichoso instituto; cuando abrí mis ojos justo cuando el despertador sonó, me quede unos instantes viendo al techo dándome valor a mi misma de poder levantarme y de enfrentarme a lo que viniera en ese primer día de clases. Me levante muy perezosa pues no quería dejar de dormir y me dispuse arreglarme un poco después de darme un baño que más que otros días duro menos de lo que deseaba.
Sin prisa alguna salí de mi recamara, cuando llegue al comedor estaba mis papás esperándome para desayunar y solo me dijeron que esperaban que mi primer día no fuera tan aterrador y que deseaban que mi regreso no fuera tan caótico en la escuela, me sorprendió bastante esto último pues no sabía a ciencia cierta de que me estaban hablando así que lo deje de lado y desayunamos con mucha tranquilidad muy a pesar de que este era un día de lo más trágico-y eso que aun no empezaba.

Mi padre decidió llevarme a la escuela y pasar a saludar a algunos de sus viejos amigos que ahora impartían clases en el instituto y durante todo el trayecto solo escuche elogios sobre sus amigos. Aunque acaparaba toda la plática era tranquilizante escucharlo hablar su voz era muy dulce y me daba valor de enfrentarme a este nuevo reto de iniciar en la escuela; logro con sus platicas muy vagas que me tranquilizara pero eso solo duro unos minutos porque cuando llegamos al instituto ya nos esperaban…

Todo era un caos cientos de reporteros se apresuraron a tomar fotos de cuando llegábamos, no podíamos abrirnos paso para entrar  al estacionamiento subterráneo del instituto, a duras penas logramos bajar la rampa y estacionarnos pues todos se apresuraron a alcanzar un mejor lugar cerca de la camioneta para tomarnos fotos ; yo no era famosa y si hubiera salido en alguna portada de revista seria gracias a mi padre porque el sí que era famoso, jamás en la vida nos había pasado algo como eso, era demasiado confuso para los dos ¿que se traían entre manos esos reporteros y fotógrafos? Pero valla decepción se llevaron cuando salimos de la camioneta, lo note por sus caras y expresiones, alcance a escuchar a uno de ellos decir que solo habíamos sido una distracción pues nuestra camioneta era exactamente igual al de la persona o celebridad que esperaban.
Mi papá fue reconocido por uno de los fotógrafos que solo tomo un par de fotos de nosotros dos saliendo del estacionamiento ya que los demás al ver que no éramos a quien esperaban se fueron de inmediato.

-¿sorprendida?-comento mi padre muy divertido

-¡no tienes idea, papá! Eso estuvo de locos, casi creí que ya era casi tan famosa como tu-le dije a carcajadas.

-no te burles sakura, eso nunca nos había pasado ni a tu madre ni a mí, me asuste por ti. Además creí que el alboroto se debía a que mí consentida hija regresaba a casa y todos querían la exclusiva de tu primer día de escuela- expresó sarcásticamente.

-¡Jajaja que gracioso! Vale ya entendí. Pero enserio, papá si estuvo aterrador.

-lo sé, pero creo que al menos ayudamos  a alguien a que no lidiara con los fotógrafos.

Y así finalizamos nuestra aterradora experiencia con nuestros cinco minutos de fama, fue bueno compartirla con mi papá. Seguimos caminando por el campus que era muy grande, a pesar de que aun era temprano había ya algunos estudiantes que presenciaron como los reporteros y fotógrafos se retiraban del lugar y a nosotros ni siquiera nos miraban, a si que no fue muy aterrador hasta cuando llegamos a la entrada principal; el director nos esperaba.
Era un tipo de edad grande lo reconocí porque tenía ya varias arrugas que marcaban su frente, tenía algunas más debajo de los parpados y estas a su vez contrastaban con la seriedad de su expresión;  vestía un traje negro que hacia juego con todo lo que pude observar de las expresiones de su rostro pues parecía enojado, estaba eso creo regañando a un chico que se encontraba con él, este a diferencia de su acompañante era joven de tez blanca y cabello muy amarillo.
Vestía con el uniforme oficial del instituto que contaba de un pantalón azul marino y camisa blanca con un corbatín del mismo color pero que al acercarnos pude percibir que no llevaba puesto y apuesto que esa era la razón del regaño.

Al llegar pude confirmar mis suposiciones acerca del regaño hacia el chico de cabello amarillo y para mis adentros reí,  pues era gracioso ver las expresiones de la cara este chico que más haya que enojo era frustración. Mi padre se anuncio raspando su garganta un poco y así los dos absortos en la pequeña llamada de atención nos dedicaron su completa atención.

-Sarutobi-expreso mi papá con mucha alegría y extendió su mano hacia el susodicho.

-¡Kizashi que gusto verte!-correspondió el saludo.

-el gusto es mío Sarutobi, tanto tiempo sin vernos. Permite presentar a mi hija- y me señalo- ella es sakura.

-Hola sakura es un gusto conocerte, soy el director del instituto y como veras amigo de tu padre, cualquier cosa que necesites puedes pedirla sin dilación-puntualizo con mucho ánimo, se veía que le emocionaba la idea de que fuera hija de un amigo de él.

-como ya dijo mi padre el gusto es nuestro, y si muchas gracias por sus atenciones- no pude decir más ya que el chico de cabello amarillo seguía hay observando, como queriendo ser presentado.

-oh! Perdonen mi mala educación, él joven que nos acompaña es Naruto Uzumaki- mi padre se adelanto al saludo.

-joven Naruto un gusto en conocerlo, si apellido me parece conoció, ¿es su madre Kushina Uzumaki?

-así es señor, ella es mi madre, ¿la conoce?- dijo el ahora reconocido Naruto.

-¡por supuesto! Ella es prima segunda de la madre de sakura-me aventure a resoplar porque nunca me lo había mencionado y el solo sonrió diciendo que me contaría la historia llegando a casa. 


Cuando las presentaciones terminaron Naruto se ofreció a llevarme para conocer el plantel y de paso ver cuáles eran los salones en los que tomaría mis clases. Me despedí del director Sarutobi y de mi padre que me dijo que mandaría mi auto al estacionamiento para que pudiera regresar a casa a la hora de salida- me negué al instante pues no es como que sea una mujer de gustos excéntricos y estoy totalmente en desacuerdo en ser el centro de atención y en mi defensa solo tengo que decir que un lamborghini llamaría mucho la atención. Fue un regalo de cumpleaños pero nunca lo usaba era demasiado ostentoso y opte por una moto deportiva era la que mandaría a la escuela. Nos retiramos y dije adiós esperanzada de que mi papá no mandara el carro a la escuela. 

-así que ¿somos primos sakura?- menciono emocionado Naruto.

-eso parece, pero creo que los primos segundos no cuentan ¿Qué te parece amigos?-le comente dedicándole una sonrisa.

-amigos es perfecto, esa idea me agrada más-contesto dedicándome una sonrisa muy cálida, y con sus ojos de color azul igual que el mar brillando con intensidad.


Nuestro dialogo fue muy corto, ya que poco a poco comenzaban a llegar los estudiantes. Le pregunte si todos tomaban las mismas clases a lo que contesto con una afirmativa, solo específico que como era nueva tal vez pedirían que tomara alguna clase extracurricular ya que todos los estudiantes tomaban una; había desde deportes hasta bellas artes y eso ultimo me complació escucharlo pues seguramente habría  algún taller de música.

Nos dirigimos al aula al parecer estábamos en las mismas clases y la primera de ellas era filosofía, que a decir verdad me gusta pues he leído libros acerca de muchos filósofos. Le comente entusiasmada a Naruto acerca de esto y el solo bufo diciendo que era una  clase aburrida sobre todo con el maestro que la impartía, decía que era de lo más estricto y regañón de lo que pudiera imaginar, no lo niego me atemorizo algo su comentario pero ya era hora de entrar así que nos apresuramos y el reservo un lugar justo detrás de su asiento que se encontraba pegado en la hilera que daba hacia la ventana en el extremo norte del salón;  no era para mí ya que él me había indicado en donde sentarme y eso era justo delante de él. No le tome importancia al asiento vacío y seguimos hablando, decía que el seria mi guía todo ese día hasta que culminara.

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////
Hasta aquí el siguiente capitulo lo subo en un rato más
:D



Mi fic Fueron nuestras soledades las que nos unieron (Sasusaku)

Tags: